Skip to content

10 febrero, 2014

Historia de nuestra Constitución Mexicana.

La Constitución que actualmente nos rige es la de 1917, pero tenemos que recordar lo que nos costo tener esta actual Constitución se tuvieron que vivir varias luchas, y esto diríamos que empezó en 1808 cuando España estaba en guerra porque Napoleón Bonaparte que era el emperador de Francia, obtuvo bajo presión la abdicación de Carlos IV y Fernando VII, donde obviamente el pueblo de España no estaba de acuerdo, revelándose por lo que formaron un gobierno provisional que se traslado a la Ciudad de Cádiz donde se convoco a las Cortes Generales Extraordinarias que se erigieron en Asamblea Constituyente, esta Asamblea Constituyente es un grupo de personas que representan a un pueblo y redactan una Constitución para organizarse.


En este tenor las Cortes de Cádiz estaban integradas por representantes de las provincias españolas donde también invitaron en las mismas condiciones de igualdad a representantes de las provincias de América, quienes desde luego participaron activamente en la nueva Constitución, a la que se le llamo “Constitución Política de la Monarquía Española” a la cual la conocemos mas como “La Constitución de Cádiz de 1812” en esta se estableció una monarquía limitada ya que el rey ahora tenia que consultar a las Cortes o Asamblea Legislativa, se instituyo la igualdad política entre los peninsulares y americanos. Y mientras esto se daba en España, en lo que se conocía como la Nueva España, hoy México se iniciaba en septiembre de 1810 la lucha armada por la independencia iniciada por el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, donde más tarde en el mes de Diciembre en la Ciudad de Guadalajara se proclamo la abolición de la esclavitud. En consecuencia los insurgentes desconocen la Constitución de Cádiz rechazando el gobierno español.
A la muerte de nuestro padre de la Independencia Don Miguel Hidalgo y Costilla, toma el mando José María Morelos y Pavón y escribe un documento llamado “Los Sentimientos de la Nación” (1813), el cual contiene las bases de la organización política y las ideas de lo que debe ser un buen gobierno, estableciéndose que el pueblo debe ser libre y soberano, el pueblo debe decidir quien quiere que los gobierne, por lo tanto se prohíbe la esclavitud, así mismo se propone el poder: Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial.
Morelos convoca en 1814 en Chilpancingo a un Congreso Constituyente donde elaboró otra Constitución proclamada en Apatzingán, Michoacán la cual fue denominada “Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana”, pero esta solo fue obedecida en los territorios controlados por los insurgentes, donde a la derrota y muerte de Morelos dejo de tener eficacia.
En 1821 cuando México alcanza su independencia fue momento de confusión por todos los años de lucha, por lo que durante esta época se decidió seguir con la Constitución de Cádiz, por lo que se beneficio a los criollos acaudalados, a la iglesia y al ejército. Se forma otra vez un Congreso Constituyente el cual apoyo a Iturbide al proclamarse como Emperador con apoyo del ejercito, y su gobierno fue autoritario. Pero un mismo grupo del ejército que se rebelo y con apoyo de algunas diputaciones de provincia lograron su abdicación y se desconoció al Congreso.
Se eligió un nuevo Congreso Constituyente que el 04 de octubre de 1824, el cual promulgo la “Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, conocida como Constitución de 1824, en la cual se estableció una forma de Estado Federal donde se concedía autonomía a las provincias, esas provincias son ahora los Estados, se crea la Suprema Corte de Justicia de la Nación para resolver conflictos y aplicar la Ley y se les da facultades a los Estados para crear sus constituciones locales las cuales tenían que seguir las normas de la Constitución Federal para organizarse y gobernarse, así mismo se llegaron a contemplar algunos derechos humanos.
Esta nueva Constitución no fue de agrado de los grandes poderosos, de la aristocracia criolla, la iglesia y el ejército lo que produjo nuevamente enfrentamientos, las diferencias de intereses y ambiciones provocaron inestabilidad y continuas revueltas militares para imponer gobiernos y derrocarlos.
En 1833 siendo Presidente Antonio López de Santa Anna se retiro a su finca dejando a cargo al Vicepresidente Valentín Gómez Farías quién tomo varias medidas que afectaron a la iglesia, ya que bien si es cierto que la iglesia había realizado durante la Colonia una terea importante como fue protegiendo a los indios, estableciendo escuelas y prestando servicios de salud, también fue cierto que acumulo grandes riquezas, además de que imponía la religión católica sin ninguna tolerancia. En estas circunstancias la Iglesia se convierte en aliado de los centralistas donde formaron un congreso ordinario y sin ningún fundamento legal le elevo a Congreso Constituyente eliminando la Constitución de 1824, elaboraron una nueva Ley Fundamental conocida como “Las Siete Leyes Constitucionales de 1836 ”, donde se creo el Supremo Poder Conservador que tomo una figura dictatorial, fue un tiempo donde siguieron las revueltas que se propiciaron por el autoritarismo con el que gobernó Santa Anna por lo que finalmente una revuelta encabezada por Mariano Salas dio fin a estas Bases recobrando vida la Constitución de 1824, con el Acta Constitutiva y de Reformas de 1847 se ponen en vigor y con estas reformas se introduce la figura del juicio de amparo como medio de defensa para las particulares en la violación de sus derechos humanos por parte de la autoridad y consignados en la Constitución.
Dando todavía batalla los conservadores promueven la dictadura de Santa Anna, no se hace esperar la revolución de Ayutla quién fue dirigida por hombres brillantes y patriotas como Melchor Ocampo, Benito Juárez, los hermanos Miguel y Sebastián Lerdo de Tejada, Ponciano Arriaga, José María Iglesias y Valentín Gómez Farías entre otros grandes, donde este ultimo logra que Santa Anna deje la presidencia y salga del país.
Y así da inicio a la Reforma que separa a la Iglesia del Estado, da al Estado funciones que realmente le corresponden, pone en circulación la riqueza eclesiástica, quita el carácter obligatorio a las devociones y al cumplimiento de normas religiosas, estableciendo la libertad de culto. Se convoca a un nuevo Congreso Constituyente que expide la “Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos” de 1857, en donde se establece el federalismo, la República representativa, el derecho de voto para todas las personas que tuvieran 18 años casadas, o 21 años si no lo eran, habla sobre los derechos humanos y su protección a través del juicio de amparo, la libertad de imprenta y la educación total sin inclusión del dogma católico. El 5 de Febrero de 1857 fue jurada la Constitución y se integraron los poderes siendo electos Ignacio Comonfort como Presidente de la República y Benito Juárez como Presidente de la Suprema Corte de Justicia, en 1857 el general Zuloaga se pronuncio para desconocer la Constitución y al Presidente Comonfort, donde Benito Juárez y de acuerdo a Constitución, suplió al Presidente de la República hasta la celebración de nuevas elecciones, marchando al interior del país para defender al régimen constitucional.
Se expidieron las Leyes de Reforma que mas tarde se incorporaron a la Constitución, la guerra de reforma duro tres años y termino con el triunfo de los liberales y la reinstalación del gobierno, sin embargo siguen las inconformidades por parte de los conservadores y estos buscan el apoyo de Francia para volver a la monarquía, por lo que después de visitar a Napoleón III y asegurar una intervención militar, invitaron a Fernando Maximiliano de Habsburgo para ser el emperador de México. Esto llevo otra vez a Juárez a un peregrinaje por toda la República para defender la soberanía, sosteniéndose por un verdadero movimiento nacional formado por extractos populares que se oponían a la fuerza militar extranjera. Ya que se perdió el apoyo francés el Segundo Imperio Mexicano que duro de 1863 a1867 termino con el juicio y fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo.
Se da inicio a la República Restaurada en 1867 siendo Presidente Benito Juárez. A su muerte Sebastián Lerdo de Tejada lo sustituyo y posteriormente fue electo. Pero volvió a reelegirse por lo que Porfirio Díaz organizo un movimiento militar iniciando la revuelta en Tuxtepec triunfando Díaz iniciando con él un régimen autocrático que duro 30 años poyado con reformas constitucionales que le facilitaron sus continuas reelecciones. El logro mediante una combinación de represión y negociación terminar con las sublevaciones locales la paz momentánea termino en la aceptación y apoyo de las clases altas y de la burguesía urbana que aumentaba en tamaño.
El progreso económico fue notable así como la creación de la infraestructura en particular la ferroviaria, se reorganizaron y equilibraron las finanzas nacionales y se pago la deuda externa. La agricultura tomo un papel destacado pero genero problemas que agravaron la desigualdad social. Y se controlaron los movimientos obreros que pretendían mejoras en sus condiciones de trabajo, algunas huelgas fueron sangrientamente reprimidas. Después de esos eventos en 1908 Porfirio Díaz fue entrevistado por el periodista estadounidense James Creelman, donde el señalo que México esta listo para la democracia dándole la bienvenida a la formación de nuevos partidos políticos de oposición, agregando que no competiría en las elecciones de 1910, no obstante se volvió a postular. Francisco I. Madero aprovecho dichas declaraciones y realizo exitosas giras por toda la República resultando en la formación del Partido Nacional Anti reeleccionista, Porfirio entonces encarcelo a Madero en plena campaña electoral y lo tuvo preso en una cárcel de San Luis Potosí. Se celebraron aun así las elecciones resultando ganador Díaz y Corral.
Madero se fuga y se dirige a San Antonio, Texas, donde junto con sus colaboradores proclama es Plan de San Luis, se denuncia fraude electoral y se desconoce entonces las elecciones de 1910 y Madero asume la Presidencia provisionalmente quien convoca a alecciones extraordinarias tan pronto como la capital del país y la mitad de los Estados estuvieran en poder de las fuerzas revolucionarias, por lo que se convoca el 20 de Noviembre de 1910 a las 6 de la tarde a los ciudadanos a levantarse en armas.
Hubo respuesta y apoyo para Madero, se formaron grandes grupos de personas que estaban inconformes, campesinos y obreros. Díaz fue derrotado y exiliado de México.
Las altas clases económicas que favorecieron el porfiriato y los Estados Unidos de América se sintieron amenazados en su sus intereses, por lo que unidos en una conspiración con el jefe militar Victoriano Huerta, Madero fue aprehendido y asesinado junto con su vicepresidente José María Pino Suárez, eso motivo que el entonces gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza a través del Plan de Guadalupe desconociera a Victoriano Huerta como presidente convocando a la formación de un ejercito constitucionalista, para restaurar las Instituciones.
Entre los personajes que se unieron fue Francisco Villa en Chihuahua, Emiliano Zapata que exigía respeto a los derechos de propiedad de la tierra de los campesinos y el reparto de los latifundios, cuando finalmente triunfo el ejercito constitucionalista Huerta renuncia a la presidencia un 15 de Julio de 1914. El 22 de Octubre de 1916 se celebraron elecciones para diputados del Congreso Constituyente el cual se dedico a elaborar la Constitución actual en el estado de Querétaro, la Constitución de 1917, cuyo nombre oficial es Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que reforma a la del 5 de Febrero de 1857.
Esta Constitución fue la primera que completo los derechos humanos con la protección de los grupos menos favorecidos de la sociedad, nuestra Constitución da las bases solidas a un sistema democrático, de derechos humanos y de responsabilidad a los gobernantes.

Ver más Cultura

Comentarios cerrados.